OPINA_CHILE
Un Blog dedicado a Chile y su Sociedad

“DESDE CHILEPRIMERO, COMO PERSONA Y UN POCO MÁS”

Ciertamente he pensado mucha las últimas semanas sobre algo productivo para este blog. ¿Qué artículo sería bueno escribir? – pensaba en mis tiempos libres…-. Y me pregunté si sería bueno contar sobre mi trabajo, las experiencias adquiridas y como yo, un tipo de 30 años, en conjunto con 9 compañeros, todos jóvenes, idealistas y con mucho corazón por Chile, fuimos encomendados por hacer de Chileprimero un partido político en el país.

En definitiva, la cuestión sería si interesaría hablar sobre el tema, si sería un aporte o me traería más de algún problema contarles quienes somos, pero llegué a la convicción de que tanto para mí, como para mis compañeros, sería bueno escribir sobre nuestra experiencia como “incipientes políticos y profesionales”.

Espero y creo que para algunos de ustedes, que sienten de Chile un país sano y con ideales, este relato sea un aporte y sirva para conocer aún más de los intentos, desvelos y viajes que muchos de nosotros realizamos para dar forma a este partido.

Del mismo Fernando Flores escuché a mediados de diciembre 2007 en mi última entrevista, que “condición para formar parte del equipo central CH1, es ser una persona de valores. No queremos gente contaminada, ni malas prácticas. Queremos un cambio de mentalidad para el país”.

Yo, – por mi parte- ese día iba preparadísimo sobre lo qué sucedía en Chile, qué circulaba en las noticias y qué realmente pensaba de la política y del futuro de mi país, pero la verdad es que quedé sorprendido, puesto que nada de eso se habló en esta entrevista. Más bien, Don Fernando quería saber mi historia de vida, mis estudios en un colegio Jesuita del sur de Chile, y un poco de mis padres, quienes son matrimonio mixto, siendo mi madre católica y mi padre judío.

En ese momento pensé en lo diferente que se perfilaban las cosas a como las pensaba…

Este ha sido un proceso arduo, que quizás muchos no tienen idea ni ganas de saber, pero igual me decidí a dar la posibilidad de quienes deseen conocernos un poco más, de contar un poco de la realidad de Chileprimero y la gente que hoy está con nosotros. También escribo esto por lo agradecido de poder formar parte del proceso, que para nosotros es muy importante por Chile y su desarrollo.

Antes que todo, quiero contarles un poco de este “equipo central” y recalcar que somos Marcelo, Alberto, Paola, Claudia, Vlado, Daniela, Jorge, Nora y yo. Si se pueden fijar: nueve personas, de los cuales puedo contarles que la única persona mayor de 35 años es la Nora, que es nuestra secretaria y quien de todos es la con más experiencia política.

Del resto: Marcelo fue cura jesuita, “profe de teología” y hoy se hace cargo de nosotros como equipo; Alberto tiene 27 años, casi abogado, y es el vicepresidente del partido; Paola era funcionaria pública, no tiene más de 30 años, y tiene un master en políticas públicas; Claudia y Vlado son de Arica, están por terminar Ciencias Políticas y son quienes desde hace mucho tiempo pensaban en la formación de un partido político nuevo en el país con Fernando Flores. La Dani está terminando leyes en “la Chile” y es quien se ha preocupado del proceso de recolección de fichas de adherentes, mientras Jorge viene del equipo 2.0 de Atinachile, un grupo independiente de personas progresistas por Chile. Y finalmente yo, que mientras estudiaba periodismo, trabajé con Renovación Nacional en la Cámara de Diputados, siendo el único del equipo de “derecha”.

Formando Chileprimero…

Al llamar por primera vez a la oficina, muchos piensan que habemos miles de personas trabajando, que tenemos recursos de sobra y que la situación es fácil. Muchos de ellos con convicción y cariño por CH1, pero con la ansiedad que todos tuvimos y tenemos cuando todo comineza. “En tal comuna hay mucha gente interesada y tenemos que acudir y hacer algo urgente…” – manifiestan siempre- . Casi como un imperante, teníamos que partir como una ambulancia para auxiliar las necesidades de nuestra gente. Muchas veces no podíamos, pero no por ganas, sino que por capacidad. Hubieron momentos donde el equipo estaba repartido por todo Chile, estando algunos en Antofagasta y Arica, mientras otros recorrían las islas del sur y Magallanes, y otros en la IV y V región. Casi no dábamos abasto y en un comienzo parecíamos pulpos trabajando de lunes a lunes con comunas y personas de todo el país. La agenda del equipo y de nuestros fundadores estaba repartida por todo el país y muchas veces Jorge Schaulsohn estaba un lunes en Valdivia para terminar entre miércoles y jueves con Coquimbo y La Serena.

Había que formar las redes y necesitábamos, siempre supervisados por “los jefes”, darle vida “al niño”, cuidar sus manifestaciones y que la ciudadanía aprendiera a quererlo. Fue así como yo imaginé a Chileprimero, y fue así también como comencé conjuntamente con los trabajos de formación a desarrollarme como Jefe de Comunicación de CH1.

El recién nacido tenía mucho por dar, pero teníamos que hacer y mostrar sus buenas condiciones, puesto que los idealistas acá no estaban pa´ grandes discursos.

De la Teoría a la Práctica

La idea en un principio fue pasar por los libros, hablar de grandes discursos y visitar grandes orbes chilenas para que nos conocieran y entendieran quienes éramos. Eso era lo que algunos pensábamos, pero fue totalmente distinto. Fue un fiasco y nos frustró en un principio. Algo de eso dejaban ver nuestros fundadores -me refiero al error de pensar así- , pero en mucho, cosa que agradezco, nos dejaron hacer y equivocarnos.

A cargo del proceso en el país estaban Marcelo, Alberto, Claudia y Vlado, para más tarde sumarse la Pao con su cuarta región.

La idea de Fernando Flores de dejar que el proceso de aprendizaje y experiencia nos educara por si sola, siendo ellos nuestros guías y dándonos pinceladas importantes para poder pintar el cuadro, estaba empezando a tomar forma. Pero la gente estaba desgastada, aburrida de los discursos políticos y en los primeros tres meses del 2008 las cosas no venían bien. 

Los fundadores, Jorge Schaulsohn, Esteban Valenzuela y Fernando Flores siempre supervisando cada paso. La idea era avanzar, pero no se venía fácil. Algunas tesis iban por pensar en el verano como mala fecha; y otros, que había que agudizar el trabajo y estamos haciendo las cosas mal. Los recursos eran escasos y no podíamos parar. Al final, nos teníamos que conformar con sacarnos la mugre haciendo de Chileprimero lo que había. Y no podíamos caer en el intento, puesto que teníamos 371 días.

Entre porrazo y porrazo, entendimos que la teoría no estaba sirviendo de nada. Que las ciudades tenían las puertas cerradas para la política y que quienes sorprendentemente estaban muy necesitados de Chile, eran las comunas alejadas, esas que ningún partido político tenía interés.

Nos dimos cuenta que la gente estaba mucho más conciente de su país, y que desgraciadamente la política mal llevada, como muchas veces nos dijo Fernando Flores, había hecho mucho daño. La ideología de la corrupción que Jorge Schaulsohn denunció hace años, tenía mucho más enferma a la ciudadanía de lo que pensabamos…

Así, fue como pasamos a trabajar con las pequeñas ciudades y por virtud y suerte nuestra, Chileprimero creció en ciudades donde poco y nada de política había. Es más, una de las primeras notas que sacamos en los medios de prensa nacional fue que en Porvenir (XII) teníamos por sobre el 10% de la población en nuestra partido. Seguimos de todos modos a full en las grandes, pero con la certeza de que los objetivos y el trabajo que realmente fructificaría social, política y como partido, estaría en las comunas pequeñas.

Otra de las cosas que después de muchas reuniones terminó dando la razón a lo que los fundadores querían, fue la idea de “un partido transversal”, de la gente común y corriente. De que buscábamos nuevos líderes y que las mismas caras no eran para Chileprimero. Fiel reflejo de lo que digo fue la formación del equipo central.

La idea era hacer en Chile, lo que se pudo hacer con el equipo. Tarea muchísimo más difícil y que en gran parte dependería de nosotros. En cierta forma sabíamos que lo difícil sería empezar, puesto que de ahí para adelante las cosas andarían más o menos bien.

En ese intento, fue cuando casi de manera natural a Esteban Valenzuela, nuestro único diputado, se le ocurrió contar en una entrevista radial lo que empezábamos a hacer y le puso “Dicom Político”, hecho fortuito que sirvió mucho para conceptualizar el trabajo en terreno de nuestro equipo. Esta fue directriz clave para la transversalización de nuestro partido.

Me refiero básicamente a que por esos días caímos en la teja que debíamos acercarnos a los líderes vecinales, a las personas queridas, de prestigio, pero no con la idea de llevarles el molde hecho, sino que construirlo en conjunto, con las ideas de la gente y necesidades reales de la comuna, barrio y sector. Es decir, hacer de sus necesidades un trabajo en equipo para todos.

Fue así, como de manera natural y voluntariosa por discursos, visitas a regiones, con y sin fundadores, pudimos darle forma a Chileprimero de manera transversal. Comenzamos a entregar apoyos para desarrollar programas y mucho de lo que nuestros fundadores nos decían en reuniones, intentamos transmitirlo a nuestras incipientes redes en el país. Algunos con la labor de hacerlo personalmente en regiones, mientras otros, como yo y Jorge, de hacerlo por los medios de prensa y web 2.0.

A mediados de abril, el “Dicom Político” estaba plasmado en mucha gente de Chileprimero, y la necesidad de entregar las riendas y hacer del movimiento algo transversal se fue haciendo realidad. Primero, por las ganas; y segundo, que no puedo negar, por la falta de recursos que nos hicieran la vida más fácil.

Entre estos dimes y diretes, estas mismas personas, que crecían junto a nosotros en su desarrollo por el servicio público, fueron encariñándose con “Chileprimero”. Fueron haciendo del movimiento algo bueno y cercano a la gente; y algo que destacaría por construir en comunas y regiones lo que ellos mismos buscaban de un Chile primero. De ahí que muchas ciudades pusieron como nombres en sus sedes u actividades del movimiento, Coquimbo primero; Huara primero; Río Bueno primero, etc.

Con el transcurso, a muchos de ellos, casi de manera natural, se les vino la idea de ser candidatos para las municipales 2008; mientras otros, con aspiraciones, fueron convirtiendo sus anhelados sueños en realidad.

A través del Dicom Político y nuestra juventud idealista, pudimos ponerle nombre a este proceso de filtro, que dejo entrever que solo los mejores podrían representarnos. Y más de alguno quedó fuera. Primer filtro: la Nora, quien era la que los recibía en un principio.

Algunos que nunca pensaron en convertirse en políticos o representantes comunales, hoy podían serlo y a mediados de mayo teníamos muchos avanzado y gente con ganas de competir y hacer de nuestras redes algo representativo en los concejos comunales o alcaldías, era realidad.

Para esa fecha,el movimiento estaba viento en popa y las velas estaban hinchadísimas. Muchos estaban asustados, mientras otros intentaban acercarnos a sus sectores. Chileprimero daba señales de fuerza y para junio había menos miedo y el proceso iba y estaba casi completo para la entrega de fichas en el servicio electoral.

Nos equivocamos, pero para bien…

Y entregamos las fichas de adherentes al día. Todos contentísimos y con cobertura de prensa. Mucha gente acompañándonos. Obviamente chileprimeristas y más encima, para darle más cuento a la cosa, con los funcionarios del Servicio Electoral en huelga. Claramente aprovechándose del momento mediático para manifestar sus demandas. Entre lo folclórico del proceso, chayas y cornetas de huelguistas, entregamos a tiempo nuestras fichas de adherentes.

Ese día, Marcelo estaba casi con ulcera, Alberto vuelto loco con trámites de última hora, Vlado especialmente viajaba de Arica para dirigir a los convocados hacia el Servel, la Claudia como siempre ejecutiva organizando todo. La pao y la dani con el proceso de entrega; Jorge de animador en las puertas de las oficinas públicas y yo preocupado de que salga bien todo el proceso con los medios. Casi me da “un paro” cuando llego y veo a los huelguistas del Servel no dejando pasar a nadie, algunos periodistas sin entender nada, y nuestra gente a dos cuadras listos para celebrar con nuestros fundadores.

Pasaron los plazos, la respuesta no fue la satisfactoria. Quedamos con la boca abierta. La frustración de todos se hizo ver en los medios. Fueron excesivamente intransigentes con nuestras fichas y lo cierto es que nos dolió. Estábamos felices. Habíamos logrado hacer la hazaña, pero no todo podía brillar como oro puro.

Se nos vino encima el cielo y pese a todos los pronósticos, pensamos que sería difícil levantarse. Algunos se sentían más culpables que otros, pero en definitiva habíamos fracasado. Ni les cuento las mil y un puteadas generales que nos llegaron, pero había algo bueno…

Aquellas personas que habían confiado en el proyecto, estaban mas firmes que nunca. Nos dieron mucha fuerza y nos demostraron que nada había sido en vano. Muchos depusieron sus campañas y aspiraciones políticas “para otra ocasión”, como señalaron algunos. Ellos preferían ver a Chileprimero formado, que participar por participar.

Otros, gracias al pacto “Por un Chile Limpio” y miles de conversaciones de la Pao y Alberto, pudieron ir, y gracias a Dios, Chileprimero hoy está vigente. Lleva a los mejores en estas municipales 2008 y pronto será partido político en el país.

No hay primera sin segunda. Por un Chile mejor

 

Escrito por Patricio Olivares H.

Ninguna respuesta to ““DESDE CHILEPRIMERO, COMO PERSONA Y UN POCO MÁS””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: