OPINA_CHILE
Un Blog dedicado a Chile y su Sociedad

Ago
07
Jul
25

Antes de entrar en materia y comenzar a debatir el tema que nos aqueja, creo de gran importancia describir el significado central que argumenta cómo afecta en la sociedad el mal uso del concepto “Opinión Pública” por las cúpulas de poder.

 

La teoría de la aguja hipodérmica trata acerca del efecto de los medios de comunicación de masas sobre la sociedad, elaborados en estudios (Encuestas, Agenda Setting, Issues, etc) que no son empíricos ni teóricos”.

 

La idea básica destaca que los mensajes de los medios son recibidos de manera uniforme por todo el público y que las reacciones inmediatas y directas son disparadas por estímulos sociales”, conducta conocida como la Opinión Pública.

 

Además, la teoría plantea que “la manipulación es posible”, puesto que frente al enorme y creciente poder de los medios de comunicación, no hay elementos de resistencia que impidan “inyectar dentro de la piel de cada miembro de la sociedad un mensaje estratégico”.

 

Así,  cobraría lucidez y sentido cuando escuchamos al Secretario General de Gobierno, Francisco Vidal, hablar – con propiedad y certeza – que  “la opinión pública decida y juzgue…”.

 

Desgraciadamente, hay aspectos de la teoría que no son contemplados sobre  mayorías y  minorías sociales,  que limitan al tecnicismo y manipulación el discurso político de nuestros representantes, costumbre  que debe cambiar…

 

 

¿Pero de qué hablo?

 

En términos prácticos, las manifestaciones políticas se basan en series progresivas de expresiones mediáticas, que producto de la retroalimentación de aparatos de comunicación y medios, intentan dirigir el pensar de nuestra sociedad por caminos condicionados.

 

La estructura estaría dirigida a posicionar temas y hacer ver como posiciones mayoritarias, aspectos de interés político y social con fines particulares y económicos. Es decir: manipular información por medio del inconciente colectivo y activar la idea – cuantitativa y cualitativamente- de que piensas de forma equivocada.

 

Sin embargo, es bueno recordar que la teoría surge por las Grandes Guerras del SXX con la finalidad de ganar conflictos y motivar a la ciudadanía, situación que hoy figura fuera de contexto y sobre la sociedad, más que contribuir, convierte en erráticos a nuestros representantes.

 

Además, existe el factor Internet, que abre los ojos de miles de opiniones y que envía al baúl de los recuerdos al modelo más preciado del sistema.  Sociedades y aspectos que fueron callados estratégicamente con información planificada, hoy pierden validez.

 

Otro aspecto a mencionar, es el efecto producido por actores políticos con características histriónicas que modifican agendas con temas sin importancia, mientras proyectos positivos mueren sin que nadie se entere.  

 

En definitiva, – si se fijan- se hace cada día más difícil lograr que temas de real importancia social salgan al tapete y que hablemos con propiedad de la existencia de la Opinión Pública en el mundo y el país.

 

Esa que estuvo presente y que tuvo modelos y sistemas de aplicación por más de 50 años – aquella citada en cátedras y por autoridades- hoy desaparece con la poca representación y descontento social.

 

El Espiral del Silencio

 

Pero volvamos a lo no contemplado sobre mayoría y minorías sociales.

 

Existe otra teoría, que viene a complementar a la de Masas y la Aguja Hipodérmica, que nace para mejorar y modernizar la visión y uso del concepto de “Opinión Pública”. Hablo del mismo modelo, pero basado en un análisis positivo de su rol y función, el cual advierte sobre manipular a la sociedad.

 

La teoría es conocida con el nombre de “El Espiral del Silencio” y sostiene que al enviar mensajes planificados a la sociedad, los líderes de opinión, aquellos que hablan con fuerza y posicionan sus ideas (cúpulas del poder), opacarían al resto y las mayorías aparentes (Opinión Pública), podrían ser realmente minorías escandalosas.

 

Así, la teoría viene a bajar perfiles y pedir a líderes sociales (políticos) que paren de hablar, puesto que al escuchar con atención a la sociedad, es posible representar a las mayorías verdaderas y no las creadas por el sistema.

 

La variable, abre aspectos importantes a denotar, que con la proximidad de las elecciones en el país, advierte del cambio de magno-discursos por representaciones específicas, compartidas y adecuadas, acontecimiento que aterriza teóricamente al errático político convencional. 

 

La verdad, es que la posibilidad de ver a un político representándose simplemente a si mismo, es teóricamente factible si basa su actuar y reacciones sobre acontecimientos mediáticos del día a día.

 

El simple hecho de considerar a líderes de opinión -por así decirlo – como entes negativos para el libre y sano flujo de información de la sociedad, permite entrar en la necesidad imperiosa de escuchar a ser escuchados.

 

Y justamente. La razón por la que actualmente en Europa los partidos políticos habrían dejado de pensar por las personas para hacer pensar a la ciudadanía, sería el resultado concreto de la nueva forma de ver al sistema social. Nadie dice que es un acierto, pero suena más didáctico, compartido y asertivo.

 

¡Adiós a la Opinión Pública!

 

Escrito por Patricio Olivares H.

Jul
23
Jul
14

Coronel (VIII Región de Chile) se caerá a pedazos…

A Coronel no le basta con los altos índices de desempleo, delincuencia, injusticias sociales, y de poseer el peor sistema de transporte público del país. A todo ello se suma un nuevo agravante, que serán los serios daños medioambientales producto de la construcción de dos nuevas centrales termoeléctricas a carbón en las proximidades al sector urbano de la ciudad. Y hasta la fecha, nadie dice o hace algo!!!.

El futuro ambiental y la salud ciudadana de las comunas de Lota y Coronel es trágicamente incierto, considerando que en los próximos 4 años ya no será sólo el problema de la basura (que hasta la fecha sus respectivos alcaldes no han sido capaces de resolver), sinó que se vienen problemas alarmantemente mayores y curiosamente ya aprobados por CONAMA.
Colbún y Endesa:

Colbún tiene contemplada al mediano y corto plazo (2010) la construcción de una planta termoeléctrica a carbón de 700 MW de potencia instalada en Fundo Manco, con dos unidades de 350 MW cada una, y una inversión total de mil millones de dólares. Se trata de dos turbinas modelo RH D5 de General Electric Energy, una de las más grandes del parque térmico en Chile. El proyecto fue aprobado en Septiembre de 2006 por el Sist. de Evaluación de Impacto Ambiental de CONAMA y actualmente ya se encuentra con todos los permisos para su construcción.

El segundo proyecto consiste en la ampliación de la Central Bocamina de Endesa en el sector de caleta Lo Rojas, actualmente con una capacidad instalada de 128 MW. En este proyecto, está contemplada la construcción de una segunda unidad generadora de 350 MW, emplazada a tan solo 1.300 metros del centro de la ciudad (!!!)

_______________________________________________

Termoeléctricas: Proyectos no sustentables

Los coronelinos han sido testigos desde el año 70 a la fecha de la mala calidad del aire cuando entra en funcionamiento la Planta Termoeléctrica Bocamina de Endesa, emplazada a pocos metros del Centro de Coronel. Durante el último tiempo, producto de la crisis energética, ha debido funcionar permanentemente y no sólo por algunos meses como ocurría antes. Su alcalde, René Carvajal, se siente conforme con la llegada de iniciativas e inversiones a la comuna, ya que una de las prioridades es reducir los altos índices de desempleo que actualmente llegan al 12.4%. Sin embargo, advierte que no es suficiente.

Mirado desde el plano ocupacional, los proyectos energéticos de las Centrales Termoeléctricas en Coronel no representan para nada un aporte significativo a la comuna, ni social, ni económico, ya que los empleos en la construcción de estas plantas no superarán los 300 cupos, y más aún, considerando que no son puestos de trabajo estables y por un período de tres años.

Las razones de emplazar estas centrales en Coronel apuntan sólo a la viabilidad económica de Endesa y Colbún: existe un puerto donde recibir el carbón, existe una población cercana, hay carreteras y accesos expeditos, el plano regulador permite instalar este tipo de industria y es factible obtener la aprobación de la Conama.Sin embargo, desde el punto de vista ambiental, estos proyectos se alejan por completo del marco de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) firmado por el Gobierno de Chile a través del Protocolo de Kioto, y considerando el gran aumento de proyectos a carbón para los próximos 10 años, parece insólito que nuestro país se encuentre dentro de los 5 países más destacados en el mundo por proyectos de MDL. En otras palabras, todos los esfuerzos alcanzados en reducir las emisiones de carbono, ahora serán sobrepasados por la inmensa cantidad de proyectos “contaminantes” al mediano y corto plazo.

Si bien es cierto que las centrales termoeléctricas, como las emplazadas en Coronel, aportarán energía al desarrollo eléctrico del país, es incuestionable su implementación ya que constituyen un retroceso enorme en material ambiental y un daño muy severo a la calidad del aire y la salud de las personas, además de ser unos de los principales emisores de gases de invernadero.

Los impactos a futuro:

Hay que dejar en claro que para las empresas eléctricas, una central a carbón es la manera más fácil y segura de obtener beneficios económicos: son proyectos de rápida construcción, muy viables por su bajo costo, el carbón es un combustible muy abundante y además barato. En el siglo XX fueron muy populares en países desarrollados y en vías de desarrollo. Sin embargo, el compromiso ambiental es cero, y en la actualidad son bastante cuestionadas.

En Coronel, no sólo se implementará una de estas plantas, sinó dos de ellas. Entre sus tantas consecuencias, algunas de ellas serán:

1. La proximidad de estas plantas a la zona urbana residencial, seguirán empeorando la calidad de vida de las personas de la comuna. Pondrán, además, en peligro los recursos marinos, que son fuente de trabajo de un sector importante de pescadores artesanales de caleta Lo Rojas.

2. La captación de agua marina para el enfriamiento de las calderas, destruirá la vida miscroscópica que existe en el mar, como plancton, huevos y larvas de peces, mariscos y crustáceos. Los efluentes serán cantidades de agua estéril devueltos al mar y con un considerable aumento de temperatura, perjudicial para la vida marina y los recursos del sector pesquero.

3. Las grandes Chimeneas de estas plantas por sobre los 100 metros de altura, emitirán altos índices de gases contaminantes como Dióxido de Azufre (SO2), Óxido de Nitrógeno (NOx), material particulado en forma de cenizas volantes, Monóxido de Carbono (CO) y Dióxido de Carbono (CO2), todos ellos componentes altamente tóxicos y nocivos que contribuyen al calentamiento global y ponen en riezgo la salud de las personas de por vida. Diversos estudios a nivel mundial han comprobado los efectos dañinos a la salud pública atribuídos principalmente al Dióxido de Azufre en las personas. Entre ellos se encuentran:

» Deterioro del rendimiento físico aun en personas sanas.
» Irritación ocular por formación de ácido sulfuroso sobre las mucosas húmedas.
» Opacamiento de la córnea (queratitis).
» Dificultad para respirar.
» Disminución del flujo de aire e Inflamación de las vías respiratorias
» Irritación del tracto respiratorio superior.
» Disminución de la resistencia a las infecciones del aparato respiratorio
» Edema pulmonar.
» Alteraciones psíquicas.
» Incremento de enfermedades respiratorias como la bronquitis crónica
» Asma y Bronco Espasmos en asmáticos
» Aumento de frecuencia, duración y severidad de las crisis agudas en pacientes asmáticos.
» Paro cardíaco.
» Colapso circulatorio.
» Aumento de la incidencia de cáncer pulmonar.
» Reducción en la expectativa de vida (calculada en años).
» Aumento en los índices de morbilidad y mortalidad (especialmente en niños y ancianos)

Fuente: ( http://www.sinia.cl/1292/article-34242.html ; http://www.eclac.cl/publicaciones/xml/6/32216/L644-1.pdf)

Pese a cualquier esfuerzo por mitigar los efectos tóxicos en las emisión de gases de las termoeléctricas por medio de precipitadores electrostáticos (filtro de mangas), se ha comprobado que estas medidas no son suficientes para apalear sus efectos.

4. El Óxido de Nitrógeno (NOx) y el Dióxido de Azufre (SO2), originados en primera línea por las centrales termoeléctricas, al ser combinados con la humedad del aire o el agua de las precipitaciones, forman una solución diluída de ácido sulfúrico y ácido nítrico, que forman parte de la llamada “lluvia ácida”.

5. La acidez del agua no se diferencia a simple vista de una lluvia limpia, sin embargo, posee un carácter altamente corrosivo, afectando a edificios y construcciones a través de la exposición prolongada. Sin embargo, los daños más severos serán producidos al ambiente y el medio natural, poniendo en peligro principalmente los recursos marinos, las extensas plantaciones forestales existentes en el lugar, la flora y fauna autóctona de la Cordillera Nabuelbuta, los cultivos agrícolas del sector rural destinados al consumo humano, y el desarrollo ganadero sustentable de sector de Fundo Manco.

“Los contaminantes atmosféricos primarios que dan origen a la lluvia ácida pueden recorrer grandes distancias, trasladándolos los vientos cientos o miles de kilómetros antes de precipitar en forma de rocío, lluvia, llovizna, granizo, nieve o niebla. Cuando la precipitación se produce, puede provocar importantes deterioros en el ambiente” Fuente: wikipedia.org

6. El sector de Fundo Manco, caracterizado por su identidad y producción rural, se verá rotundamente afectado por el impacto visual de las dos unidades de la planta Colbún, con torres superiores a los 100 metros (!!!). Producto de la lluvia ácida y los efectos del Dióxido de Azufre en el aire, se verá afectada la producción agrícola por: lesiones visibles de las plantas por acción directa; acidez del agua; perturbación de los aspectos fisiológicos y bioquímicos de la fotosíntesis, la respiración y la transpiración de las plantas; disminución del crecimiento de verduras; daños en forma de necrosis foliar y clorosis de la hoja; y un aumento de la senescencia.

7. No ofrecen aporte económico a la población local, siendo uno de los puntos más débiles en materia social. Desde el punto de vista de la sustentabilidad, no ofrece beneficios sociales, ni económicos y mucho menos ambientales, sólo ganancias al sector privado. Los puestos de trabajo sólo se desarrollarán durante el proceso de construcción por un período no mayor a 3 ó 4 años.

8. Las empresas generadoras de electricidad (Endesa y Colbún), en ningún momento han mencionado los altos costos ambientales y sociales producto de las externalidades que generan este tipo de plantas eléctricas. Se ha comprobado, a través de diversos estudios, que la valoración de los costos de pérdidas en conceptos de salud y productividad son considerables, ya sea a nivel local (contaminación al área urbana-industrial), regional (lluvia o deposición ácida), y global (cambio climático). Las empresas eléctricas no se hacen cargo de estos costos.

9. Las plantas termoeléctricas utilizarán el carbón bituminoso importado proveniente de Colombia (?), y un bajo porcentaje de la producción local. En caso de utilizarse el carbón subbituminoso de la zona de Arauco, de menor poder calórico y de calidad media-baja, se abre un especulativo panorama futuro para reactivar la explotación minera de esta zona. Sin embargo, gran parte de los pirquenes se encuentran en deporables condiciones, no poseen los permisos legales, y no aseguran las condiciones mínimas de segurad para los trabajadores. Por otro lado, el carbón local contiene altos indices de azufre, por tanto su utilización sólo agravaría aún más las consecuencias a la calidad de vida de las personas y el medio natural.

 

Una Noticia que debe ser difundida para ayudar a Coronel

Patricio Olivares H.

Agradecimientos a: blog.digitalfactory.cl

 

 

 

 

Jul
09
Jul
03

A fines del 2007 Brasil, Bolivia y Chile dieron un trascendente paso hacia la integración regional; los presidentes de las tres naciones suscribieron un acuerdo para construir un corredor biocéanico que unirá el Atlántico con el Pacífico, mediante una carretera de 5.900 kilómetros de distancia que atravesará la ciudad brasileña de Santos, las bolivianas Santa Cruz de la Sierra y Cochabamba, y las chilenas Arica e Iquique.

 

Esta importante arteria vial, que apunta a optimizar el transporte de dos millones de toneladas anuales de productos, tanto para exportación internacional como para intercambios internos, deberá estar lista a finales de 2009, según lo convenido por los mandatarios en la “Declaración de La Paz”. El proyecto contempla una inversión aproximada de 900 millones de dólares, y dado que se venía gestando hace varios años, en 2007 se procedió a construir algunos tramos.

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile ha informado que actualmente se están realizando mejoras en la vía Arica-Tambo Quemado (Bolivia), y en el circuito Iquique-Pisiga (Bolivia), a través de la adjudicación de licitaciones a empresas privadas nacionales y extranjeras. Estas obras están siendo financiadas por el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), entre otros fondos sectoriales.

 

Las rutas bolivianas a habilitar (Pisiga-Oruro y San Matías-Concepción en el departamento de Santa Cruz), también se encuentran en proceso de licitación, según datos entregados por el Consulado de Bolivia en Santiago de Chile. En este caso, el Ministerio de Obras Públicas, la Corporación Andina de Fomento (CAF), el Gobierno de Italia, el Tesoro General de la Nación (TGN) y el BID, están destinando recursos para solventar los trabajos.

 

La Embajada de Brasil en Santiago, en tanto, ha asegurado que no existen obras viales pendientes en esa nación, dado que los tramos desde la frontera con Bolivia hasta el puerto de Santos, están pavimentadas y son operables durante todo el año. Este circuito está garantizado por el banco brasileño BNDES.

 

El excesivo optimismo de la autoridad

Sin embargo, pese a que las autoridades chilenas y bolivianas han anunciado con excesivo optimismo que cerca del 70% del corredor ya está pavimentado, y que ahora sólo resta avanzar con los tramos pendientes, el proyecto envuelve desafíos mucho más complejos. Según explica Roberto Durán, profesor de Relaciones Internacionales de la Pontificia Universidad Católica de Chile, la coordinación entre los tres países durante la construcción, mejora y posterior mantenimiento de la ruta biocéanica, serán elementos decisivos.

 

El académico advierte que “desde el punto de vista técnico, es esencial que los países acuerden el tipo de carretera que quieren levantar. Si no hay consenso en cuanto a los materiales, la calidad, el proceso de mantenimiento -quien, cuándo y cómo se va a realizar-, la iniciativa corre riesgo”.

 

Es más, en opinión de Ian Thompson, Ex Jefe de la Unidad de Transporte de la Cepal y Socio Fundador de la Sociedad Chilena de Ingeniería en Transporte, hoy el escenario arroja serios obstáculos desde el punto de vista técnico y de ingeniería, y describe las debilidades infraestructurales que presentan las naciones involucradas. “Aunque Brasil cuenta con la Hidrovía (obra de ingeniería en torno a la Cuenca del Río de la Plata) y sigue construyendo más ferrovías y carreteras, tiene un grave problema de congestión para llegar a algunos puertos claves. Bolivia presenta una red camionera bastante rudimentaria, y aún no hay vías pavimentadas entre Santa Cruz y Puerto Suárez”, plantea el experto

 

De igual forma, Ian Thompson, explica que “la carretera hacia Iquique en Chile, tampoco está pavimentada, y la Cordillera de Los Andes constituye una importante barrera que aumenta los costos de acceso a los puertos chilenos”.

 

La negativa experiencia de Urupabol

Si bien Roberto Durán aplaude la iniciativa del corredor biocéanico, es tajante en aseverar que proyectos de integración a nivel de infraestructuras, han sido sumamente postergados en Latinoamérica. A juicio del académico, “todos los gobiernos de América Latina coinciden en su discurso diplomático que uno de los ejes más importantes a mejorar es el de la integración infraestructural, ya sea a escala vial, aérea, ferroviaria o marítima. Sin embargo, ninguno lo lleva a cabo. En síntesis, falta una voluntad política real por llevar a feliz término lo que en teoría se propone”.

 

De igual forma, Roberto Durán señala que otro factor que ha tendido a obstaculizar la concreción de estas medidas, es la influencia de movimientos nacionalistas -civiles, militares o de opinión pública- que de alguna manera truncan el proceso.

 

Patricio Valdivieso, profesor del Instituto de Ciencia Política de la Pontificia Universidad Católica de Chile, comparte el análisis de Durán y destaca que, “si las elites políticas de cada país están sintonizadas, el proyecto de la carretera   biocéanica podría evolucionar. Pero si unas comienzan a tener la percepción de que están perdiendo más que las otras, las asimetrías se harán evidentes trasformándose en vallas de tipo institucional”. De hecho, agrega el académico, en la región han habido experiencias similares en las que se han destinado esfuerzos y los resultados no se han visto coronados por una mayor integración.

 

Y aquí Roberto Durán cita como el mejor ejemplo lo ocurrido con Urupabol, enfatizando que éste se levantó como un gran proyecto entre Uruguay, Paraguay y Bolivia, “y terminó convirtiéndose en una gran frustración regional”. -Urupabol se gestó en 1963 con el fin de crear una flota trinacional de barcos fluviales y mejorar las condiciones en cada uno de los puertos (sistemas de cabotaje y flete), para así potenciar toda la zona de explotación de hierro en Mutún (Bolivia), una de las reservas de hierro más grandes del mundo-.

 

El académico acota que “desde el punto de vista técnico la propuesta de Urupabol era sensacional, desde la perspectiva política representaba un gran salto hacia la integración y desde el punto de vista de la necesidad, era absolutamente imperiosa”. No obstante, detalla Roberto Durán, en el momento de definir cuál sería el puerto que operaría como el principal centro de cabotaje para los demás países, comenzaron los problemas. “Luego de 13 años de debates, la iniciativa que contaba con el apoyo de las Naciones Unidas y el financiamiento del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), fracasó porque primaron los intereses de cada nación”, sentencia el académico.

 

Las iniciativas más recientes

Ian Thompson también coincide con los académicos en que la integración infraestructural ha sido bastante difícil en Latinoamérica. “Aunque han habido algunas experiencias recientes, más o menos positivas, como la de la Hidrovía. Este proyecto no ha sido exitoso, pero por lo menos dicha zona presenta más tráfico que antes”, indica. La Hidrovía es una obra de ingeniería en torno a la Cuenca del Río de la Plata, la cual es compartida por Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia, y busca aumentar el tráfico de soja, minerales y combustibles, a través del transporte de grandes cargas vía convoys.

 

De igual forma, el experto menciona otras iniciativas de integración vial a menor escala -levantamiento de carreteras- como las que hoy están llevando a cabo Brasil-Perú y Chile-Bolivia. Patricio Valdivieso también menciona que a partir del año 2000, se articularon varios programas de conexión infraestructural entre Brasil-Uruguay, Brasil-Paraguay y Argentina-Uruguay. “Estos planes, de integración vial y energética, surgieron dada la necesidad de conectar a determinadas zonas que se complementaban de forma óptima, pero sus resultados han sido irregulares”, afirma el académico.

 

Las barreras económicas y arancelarias

En opinión de Ian Thompson, además de los factores técnicos y políticos, una de las razones que explica la inestabilidad de estos proyectos, es el bajo intercambio comercial que caracteriza a la región. “Los países de América Latina tienen un comercio mucho más intenso con Europa, Asia y Estados Unidos que con sus propios vecinos. Como el comercio intraregional es de menor importancia, se hace difícil justificar inversiones de infraestructura en determinados eslabones geográficos”, argumenta el experto.

 

En ese sentido, el aporte de la ruta biocéanica reside justamente en potenciar el flujo comercial entre los países participantes, destaca Fredy Torrico, Cónsul General Adjunto del Consulado de Bolivia en Santiago. Sin embargo, Patricio Valdivieso manifiesta sus dudas respecto del futuro manejo arancelario, y adelanta que éste podría constituir una nueva barrera para el comercio entre las tres naciones.

 

El diplomático boliviano también concuerda en este punto, aunque su enfoque es más optimista. “El tema arancelario podría ser una barrera para el intercambio comercial, dado que en la actualidad Brasil, Bolivia y Chile tienen ciertas limitaciones en sus relaciones comerciales estipuladas en el Mercosur. Pero, hay que aclarar que se trata de una barrera de carácter relativo porque si bien ésta podría encarecer el intercambio en una primera etapa, no lo limitaría y tampoco lo disminuiría”, asegura Fredy Torrico.

 

En cambio, la visión de João Paulo Ortega, Agregado Económico Multilateral de la Embajada de Brasil en Santiago, contrasta con la del cónsul boliviano, ya que a su juicio “Bolivia y Chile son miembros asociados del Mercosur, donde el comercio se encuentra en gran parte libre de aranceles”.

 

Pero en la práctica, el Mercosur sí impone limitaciones arancelarias, tanto a los países miembros (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) como a los socios comerciales (Chile y Bolivia). Cuando en 1991 se institucionalizó el Mercosur, los países miembros establecieron el Arancel Externo Común (AEC) con alícuotas que van desde 0% hasta 20%. Y éste, ha tenido que ser acatado por Chile y Bolivia desde que en 1996 se sumaron como socios comerciales. Incluso, el mismo Mercosur ha sido escenario de serias disputas arancelarias; en 1995 estuvo a punto de fracasar porque Brasil y Argentina no llegaban a un acuerdo en torno al AEC para determinados productos.

 

El positivo impacto en la actividad comercial

Roberto Durán prevé que la concreción de la carretera biocéanica podría significar importantes beneficios para el intercambio interno entre Chile y Brasil. “Chile es uno de los primeros productores de gas metanol en la región y Brasil es su principal comprador, por lo que el corredor podría hacer más efectivo el envío de este producto, además de cobre y otros minerales”, ejemplifica el académico.

 

De igual forma, Roberto Durán agrega que el comercio frutícola entre ambas naciones también saldría favorecido, ya que la producción brasileña -que es esencialmente tropical- podría complementarse con la oferta de productos de clima mediterránea de Chile, y lograr precios más competitivos. “También habría un positivo impacto en el intercambio de artículos de tecnología, y en forma paralela, podría gestarse una complementariedad bastante interesante en la industria metal-mecánica”, visualiza el académico.

 

Patricio Valdivieso pone el acento en la relación Chile-Bolivia, explicando que “ambas naciones han tenido un acercamiento comercial estrecho en los últimos tiempos, y siguiendo la tendencia de mayor demanda boliviana de productos manufacturados de Chile, la ruta biocéanica podría reforzar este flujo comercial”.

 

Pero si duda, la principal apuesta de los tres gobiernos está cifrada en la exportación de artículos a países asiáticos y europeos, y donde la soja y sus derivados, minerales, prendas de vestir, combustibles y teñido de pieles, encabezan la lista de prioridades en la agenda boliviana. Brasil también apunta a exportar grandes cantidades de soja a China, además de madera, cueros, castañas y nueces, entre otros productos agropecuarios. Mientras que Chile, señala Roberto Durán, va tras el posicionamiento de su industria láctea, además de reforzar sus envíos de salmón, vino y fruta a importantes mercados asiáticos con los cuales mantiene tratados de libre comercio.

 

Confiando en las fortalezas de los países

 

Patricio Valdivieso adelanta que la industria de los servicios también podría llegar a experimentar un importante desarrollo con la construcción del circuito biocéanico, dado que “las ciudades ubicadas cerca del corredor presentarían mayor demanda hotelera, gastronómica y de combustibles, consolidándose como polos de desarrollo en la región”.

 

Mientras que María Teresa Infante, Directora de Fronteras y Límites (Difrol), y el Geógrafo Enrique Pobrete -ambos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile-, profundizan en el positivo impacto en la actividad turística. “Interconexiones viales de alto estándar, como las que se proyectan para este eje bioceánico, constituyen un incentivo para el rubro turístico. Permitirían incorporar al turismo tradicional de la región circuitos de especial interés, como es el caso del Salar de Uyuni en Bolivia, y los salares en territorio chileno”.

 

Sólo resta confiar en las fortalezas de los tres países para que todos estos beneficios se hagan realidad. Y en este aspecto, Roberto Durán recalca que Brasil y Chile cuentan con una importante experiencia en el desarrollo de proyectos viales en sus respectivos territorios. “Ambas naciones han sorteado retos bastante complejos, como el que hace unos años protagonizó Brasil inyectando grandes esfuerzos de ingeniería para levantar una carretera que conectara a Manaos (selva) con Río de Janeiro y Brasilia. Por su parte, Chile logró construir la ruta al Sur de Puerto Montt, en la XI Región del país, una zona regada de fiordos y muy compleja en términos de geografía y clima”.

 

Patricio Valdivieso concluye que las excelentes relaciones diplomáticas que mantienen Brasil, Bolivia y Chile son un factor muy alentador para la estabilidad del proyecto biocéanico, “especialmente, las relaciones entre Bolivia y Chile que siempre han estado empañadas por diferencias marítimas y hoy, en cambio, atraviesan por un acercamiento histórico”.

 

AGRADECIMIENTOS A:

http://wharton.universia.net/index.cfm?fa=viewArticle&id=1476

Jun
20

Y me pregunto por qué llegan al Parlamento, por qué tienen derechos por sobre el resto y por qué resuelven en función de certezas personales el futuro de un país. Imperfecciones del sistema o simplemente una forma fácil que encontró la sociedad de delegar en otros la dirección de nuestros límites…

 

Max Weber plantea que el profesionalismo político “hace referencia al individuo que vive no para la política, sino que de ella”. Desde sus postulados hasta hoy vemos a sociólogos e historiadores buscando respuestas que, creo, todos buscamos cuando vemos parlamentarios holgazanes ganarse la vida a costa de los impuestos.

 

Lo cierto es que a mi modo de entender y abriendo debate al respecto, prefiero hablar de “políticos de oficio” y no “de carrera”. Un personaje emanado de las bases sociales que ha luchado por su gente, núcleo e integridad suena más útil, atractivo y realista para el entorno.

 

Es lo que se conoce como “vota por la persona y no por los partidos políticos”, que la doble lectura a esta frase intenta responder. A mi juicio, tiene aspectos positivos y quiero asociar argumentos para justificar la entrada progresiva de esta nueva forma de hacer política.

 

“El Ocaso

 

Es innegable que el “político de carrera” se ganó un espacio y es más conocido históricamente. Desde independencias a dictaduras contemporáneas han estado presentes. Son personajes útiles desde el punto de vista pragmático, puesto que han contribuido a la cultura y entereza de países para bien o mal.

 

Es más, podemos asociar términos monárquicos y de status a personajes de “carrera política”. Tenemos el ejemplo del príncipe Guillermo de Inglaterra, quien actualmente dedica horas semanales al “Arte de Gobernar”, cátedra avalada en la historia de su país, experiencias y proyecciones económicas y sociales que lo convertirán en un “político de carrera”, en un “buen gobernante”.

 

Estos procesos educativos de tradición han sido esparcidos por el mundo occidental y hoy definen a “políticos de carrera”. Pasa también por aspiraciones de familias antiguas y de antiguos “políticos de oficio”, que lucharon por la conformación de las nuevas  naciones y se dieron cuenta que hacer “carrera política” les traería beneficios económicos, de status y los asociaría con aspectos monárquicos que destronaron.

 

Lo cierto es que hoy el desgaste de procesos y “buena vida” de estos “políticos de carrera” alejan sus pensamientos del común de los mortales. Y como ocaso por cambios de pensamientos drásticos en el mundo, mueren poco a poco dinastías y estilos clásicos de hacer política, con formas e ideologías correspondientes.

 

Son estos apegos y nostalgias a los “buenos tiempos”, “a guerras frías”, a familias políticas de renombre, con estirpe e ideología, con padres, abuelos y nietos en política, los que entrampan el progreso y desarrollo de los países.

 

“Políticos de Carrera” segados y limitados en “lo burgués y aburrido para lo contemporáneo e instantáneo del mundo”. Ellos han tenido el sitial privilegiado por siglos y hoy a manos de “piojos resucitados” pierden elecciones históricas. Cada uno en sus respectivos contextos y procesos democráticos.

 

La segunda Revolución Francesa, más moderna e instantánea, pero ahora de manos de “políticos de oficio” en contra de “políticos de carrera”.

 

El ejemplo claro es Barack Obama. El personaje que surge de la clase media norteamericana y de familia negra. El hombre que por su carisma, cercanía y esfuerzo hace tambalear la histórica burguesía de EE.UU. Son personajes educados para vivir y no para gobernar, quienes por oficio han resultado ser líderes sociales y políticos.

 

Son personajes que hoy cobran fuerza y toman credibilidad cuando toman la palabra. Son personas-reflejo de los tiempos actuales. De todos los colores de piel y de distintas razas; liberales, pero no tanto; alejados de la religión, pero con valores fuertes; progresistas y concientes de la realidad de su país.

 

Tenemos a Nicolás Sarkozy, otro ejemplo de lo señalado. Nacido de una familia judío-francesa, de origen no exento de críticas por parte de la elite social de su país, quien con un discurso simple y cercano, logra batir a la invencible izquierda francesa y se transforma en líder mundial. Con discursos simples, bien elaborados y muy realistas, e integrando a diferentes razas y colores en los círculos de poder franceses, vence con sorpresa. Actualmente se perfila como el futuro presidente de la UE y países subdesarrollados perfilan su discurso y fondo como ejemplo.

 

La verdad es que son personajes con valores éticos y morales acordes, que rompen con lo tradicional y despiertan una esperanza realista y actual. Son la mezcla humano del progreso y globalización, quienes toman las riendas de diferentes países con una fuerza en progreso.

 

Y lo más importante, la juventud y las nuevas generaciones apoyan este tipo de liderazgo.

 

“No todo lo que brilla es oro…” 

 

No quiero entrar en análisis puntuales, sino que quiero argumentar cambios de mentalidad en la sociedad mundial. Además de mostrar a grandes rasgos que la formula de “votar por la persona y no por los partidos políticos” es producto de la globalización y modernidad, y no marketing político.

 

Pero ojo. No todo es grandeza y puras ventajas. “El político de oficio” tiene una gran deficiencia y gracias a esto surge otra interrogante. ¿Es importante la especialización política?

 

La verdad es que los nuevos líderes políticos emanados de las bases, tiene un gran desafio: “Perfilarse y hacer de la especialización política su arma de defensa”.

 

 

Próximo tema: “Especialización política”.

PATRICIO OLIVARES H.

Jun
13

Lo Último!

Jun
11

 

Esta vez es el motor de comunicación del Gobierno, que entre estrategia y estrategia, se lleva al diario “La Nación”, se la mete en el bolsillo e intenta desenfocar problemas de fondo, sociales y actuales, jugando con la historia y la sensibilidad de un país.

 

Quiero que Observen este titular…

 

Miércoles, 11 de junio del 2008

Ayer en el Senado por 19 votos contra 14

 

Derecha, Zaldívar, Flores y Frei impiden debate contra amnistía

 

Recogieron petición del ex jefe de la Armada, almirante (R) Jorge Arancibia. Parlamentarios de la Concertación ingresan hoy el mismo proyecto, pero por el Senado, para cumplir con la formalidad planteada por quienes negaron el debate en sala.

 

Por 19 votos contra 14 de la Concertación, la derecha -junto al presidente del Senado Adolfo Zaldívar (ex DC) y los senadores Eduardo Frei (DC), Fernando Flores (Chile Primero) y Carlos Bianchi (ind.), declararon inadmisible por inconstitucional para ser debatido en sala el proyecto de ley que interpreta el Artículo 93 del Código Penal, que impediría que quienes cometieron y cometan crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad sean beneficiados con la amnistía, la prescripción o el indulto.

 

http://www.lanacion.cl/prontus_noticias_v2/site/artic/20080610/pags/20080610222346.html

 

Estimados,

 

La utilización de adjetivos calificativos y tratamiento de la información poco neutral y populista es  manipulación. La marca ideológica sobre un tema sensible para la sociedad es tan remarcada y “utilizada”, que empobrece la información y no da pie a ningún punto de vista alternativo.

 

Mientras Chile debe discutir temas sociales importantes, el Gobierno insiste y utiliza medios de comunicación  para apurar  discusiones que dividen y transforman en ideológicos, temas sustanciales.

 

El tema es claramente importante para el país  y necesario de debatir, pero el momento elegido es de tan pésimo gusto, que a mí entender, no puedo encontrar respuesta si hasta nuestra Presidenta tiene sentimientos involucrados.

 

Chile jamás debe retroceder y olvidar su historia; y es cierto, hay temas que aún no están cerrados con respecto a esto, especialmente para  víctimas y familiares, pero la utilización de las sensibilidad social es recriminable.

 

¿Por qué?

 

 

Cuando Chile está ad- portas de discusiones importantes como la aprobación de leyes Educacionales que definirán caminos y oportunidades de la juventud; en las calles vemos manifestaciones de los estudiantes por el descontento; y los profesores anuncian paros nacionales para los próximos días, el Gobierno quiere discutir sobre Derechos Humanos y encausar debates.

 

 

Cuando Chile tiene la Inflación por las nubes y las cifras advierten estancamiento, desaceleración y posibilidades de crisis económicas importantes con repercusión directa en la clase media chilena, el gobierno quiere remover sentimientos  y polarizar la sociedad.

 

 Cuando Chile  tiene serios problemas con  recursos energéticos y abastecimiento, pensando en la proximidad de un invierno crudo para el país más austral de Sudamérica; los combustibles y sus impuestos sobrepasan el 40% del valor del crudo; y la sociedad sabe perfectamente que este problema se arrastra desde hace mas de diez años, el Gobierno quiere opacar la realidad con la Dictadura.

 

A  mi juicio y tema para la discusión.

 

 El Gobierno cada vez que puede y tiene  iniciativas, gestión y problemáticas sociales “patas pa arriba”,  intenta polarizar discusiones y acuartelar a sus parlamentarios, bloques y sociedad, en problemas que dividieron y dejaron grandes heridas en nuestro país.

 

La idea de unir y buscar apoyos y desviar focos de atención por medio de la sensibilidad social con temas- país que transformaron a chilenos en criminales y acaloran debates hasta llevar la discusión a la Derecha del pasado y a la Izquierda reprimida de la Dictadura, es una pésima estrategia.

 

Esto refleja pobreza de ideas, fallas resolutivas y falta de liderazgo. Y lo peor, subestiman a la sociedad chilena.

 

Patricio Olivares H.

 

 

Jun
10